Sanar el hígado graso, según la evidencia científica

Sanar el hígado graso, según la evidencia científica

El hígado graso es una enfermedad muy extendida en todo el mundo, millones de personas lo padecen lo que equivale a entre un 14% y 30% de la población mundial sin importar la etnicidad o el sexo, además esta condición puede llevarte a condiciones más severas de salud como la cirrosis, lo que equivale a una destrucción casi irreversible del hígado…

En este video te voy a explicar cómo puedes revertir el hígado graso naturalmente paso a paso.

El hígado pesa alrededor de 0.68 kg, es enorme y está en el lado derecho de tu cuerpo en la parte superior del abdomen, cerca del estómago, los intestinos, la vesícula biliar y el páncreas.
Sus funciones son más de 500 desde el control inmunológico, la digestión, la desintoxicación de los productos químicos, la construcción de las proteínas, es increíble el número de cosas que hace, es un Tiene de 50.000 a 100.000 pequeñas unidades de células que ayudan a hacer el trabajo.
Realmente tu hígado podría estar funcionando muy bien en tu cuerpo y tener el 90% destruido o disfuncional.
Así que es posible que no se sepa que algo malo está pasando con tu hígado hasta que más del 90% del hígado este destruido, por lo que a veces es complicado detectar este tipo de enfermedades.
Para ponernos en contexto algunos de los síntomas de problema hepático real son hinchazón, dolor en el hombro derecho, el blanco de tus ojos se vuelve amarillo, hay un montón de problemas de la piel, picazón de la parte inferior de los pies y las palmas de la mano, vientre hinchado y protuberante.
Dicho esto, realmente se puede predecir la salud del hígado por los hábitos de vida de la persona.

Etapa 1 daño hepático: Inflamación

Así que hay varias etapas de daño hepático que ocurren. La primera es por la inflamación.
La Inflamación puede provenir de un virus, pero también de una mala alimentación o del alcohol.
Así que cada vez que bebes alcohol se crea un daño, una especie de latigazo en tu hígado porque estás matando las células del hígado.
Cada vez que tomas Tylenol o medicamentos matas las células del hígado. Incluso algunos de los medicamentos como Lipitor, por ejemplo, estresan severamente el hígado y aumentan las enzimas hepáticas en un 500%.
Uno de los grandes efectos secundarios de la medicación, que tienen como objetivo principal bajar tu colesterol, terminan destruyendo tu hígado. Es un pez que se muerde la cola.
Así que tienes una condición inflamatoria.
Entonces tienes depósitos de grasa que se alojan en el hígado, así que con el tiempo el hígado puede ser reemplazado con grasa.
Muchas personas con lo que comúnmente se llama barriga cervecera tienen un hígado graso en este caso si se hicieran una ecografía se podría identificar.
Pero es muy difícil detectar los problemas crónicos del hígado a menos que se haga una biopsia porque no siempre aparece en un análisis de sangre.
Así que con el tiempo, cuando tienes este estado inflamatorio de daño continuo en el hígado debido a los malos hábitos,
desarrollas tejido cicatrizal y eso lleva a algo llamado cirrosis.

Etapa 2 de daño hepático: Cirrosis

La cirrosis es el hígado que se llena de tejido fibroso que lo hace disfuncional y se pierde la función del hígado. Pero, de nuevo, puedes vivir con una pequeña parte del trabajo del hígado antes de notar algún síntoma por lo que, aunque te sientas bien no significa que no tengas daño en el hígado.
Entonces, cuando el hígado se hincha dado no hay mucho espacio, puede ejercer presión sobre el corazón y crear muchos problemas de arritmia cardíaca, muchos latidos saltados, puede crear presión arterial alta o aumentar el pulso, entre otros
¿por qué?
Porque el hígado está justo al lado del corazón y lo va a comprimiendo.
Cuando la persona duerme sobre su lado izquierdo si tiene un hígado agrandado, comprimirá el corazón y hará difícil respirar y dormir por la noche.
Así que los casos de hígado graso tienden a dormir mejor en el lado derecho de su cuerpo que en el izquierdo.

Propiedad regenerativa del hígado

Otra de las propiedades más impresionantes del hígado es que es uno de los únicos órganos del cuerpo que puede regenerarse completamente al 100%.
Esa es la buena noticia.
La mala noticia es que se necesita mucho tiempo para regenerar las células del hígado. Pueden tardar hasta tres años.
Pero creo que la peor recomendación para la gente, es todo con moderación porque no puedes curar el hígado consumiendo una cantidad moderada de comida basura en tu dieta,
si estás bebiendo todas las noches o cada dos días o incluso una vez a la semana puede tomarte uno, dos, tres, cuatro días para que tu hígado se recupere de otra manera no dejas que tu hígado se recupere del todo.
Así que es la acumulación de dejar que el hígado se recupere y sane lo que le ayuda a regenerarse. Así que toma mucho tiempo. Así que por favor si estas intentado revertir tu hígado graso, tómatelo con calma porque puede ser que tarde varios años en recuperarse del todo. Hazte la idea que quizá una semana, un mes o un año no será suficiente por lo que es mejor ir poco a poco y tomárselo con paciencia y hacer las cosas bien.

Elimina el Alcohol

Nuestro objetivo es eliminar todas las cosas que pueden estar dañando a nuestro hígado.
Teniendo en cuenta todo esto y como seguramente ya sabrás, el alcohol es seguramente el factor más dañino en tu dieta y lo que está destruyendo a tu hígado, sin duda, así que deberías de dejar de consumir alcohol cuanto antes…

Además de eliminar las cosas que dañan a nuestro hígado debemos añadir a nuestra dieta las cosas que benefician a nuestro hígado. Queremos un hígado sano y fuerte

Añade vegetales amargos a tu dieta

Una de las cosas más poderosas que lo harán son los vegetales amargos,
Si ya sé que no son los más sabrosos pero la realidad es que este tipo de vegetales son muy buenos para nuestro hígado y les ayudan enormemente.
Una vez más Cuanto más amargos, mejor, como las acelgas, las coles de Bruselas, las espinacas, las coles, el apio, la rúcula, la escarola, las berenjenas, el melón amargo entre muchos otros, estos son muy buenas para la regeneración del hígado.

Los rábanos son muy buenos para el hígado y tienes que empezar a consumirlos regularmente.

Estos vegetales tienen una gran cantidad de vitaminas B, como la vitamina B2, colina, folato y otras vitaminas B claves que ayudaran en la regeneración del hígado de esta manera tu hígado se pondrá cada vez mejor.

Evita frito y añade aceites esenciales

Después evita los fritos, deja de consumirlo y añade los aceites buenos para el hígado que son los aceites con triglicéridos de cadena media, cómo por ejemplo el aceite de coco, que es maravilloso para el hígado por que no estresa el hígado en absoluto y es muy bueno y sabroso para cocinar.
Aceite que deberíamos evitar son el aceite de maíz, este es horrible para el hígado o por descontado los aceites hidrogenados que se encuentran en todos los productos procesados.
La mantequilla es muy buena por lo que estaría permitida sin problema eso si siempre con moderación.
Te dejo una tabla con los aceites buenos y los malos como resumen final:
*(hacer tabla con los aceites buenos por un lado y aceites malos por otro)

Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana es muy bueno para eliminar las toxinas y residuos tóxicos del hígado.
Para tomar el vinagre de sidra de manzana siempre recuerda rebajarlo con agua, pon una cucharadita de vinagre de sidra de manzana en tu botella de agua y la consumes varias veces al día de esta manera eliminaras la grasa del hígado.

Aumentar la sensibilidad insulínica

Si hablamos de hígado graso también deberíamos de hablar de los casos donde las personas pueden tener sobrepeso y como la sensibilidad insulínica también puede ser un factor de peso para ello la mejor manera de revertir esta condición es la pérdida de peso de forma moderada, es decir a lo largo del tiempo de forma sostenida, donde la recomendación de los profesionales suelen ser de más o menos 10kg de perdida de grasa a lo largo de 6 meses. Esto y el ejercicio moderado resulta en una mejora de la sensibilidad insulínica y por tanto una mejor recuperación del hígado graso.

Como hemos dicho en el canal el deporte moderado suele ser una de las mejores medicinas.

Si estás pensando en que puedes hacer para empezar con algo de deporte en función de tu estado físico y de tu estado de forma,
Te recomiendo que empieces poco a poco empezando por caminar entre 10 a 15 minutos al día hasta una hora al cabo de algunas semanas, cuando cojas algo más de resistencia puedes empezar a hacer algunos ejercicios suaves de estiramientos y ejercicios aeróbicos, como natación, bicicleta, yoga, Pilates…
Existen miles de canales donde puedes seguir algunas de sus sesiones de entrenamiento si es que los necesitas.

Conclusión

Hemos comentado una serie de pautas para revertir el hígado graso que de seguro que te pueden ayudar a mejorar tu salud, de todas formas dime en los comentarios que estás haciendo tu para mejorar día a día en esta enfermedad…

 

yH5BAEAAAAALAAAAAABAAEAAAIBRAA7 - Sanar el hígado graso, según la evidencia científica

Subscribete para no perderte nada!
El mejor contenido en tu buzón totalmente gratis

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.